Yangervis Solarte mira hacia adelante por los Padres y por Venezuela

más noticias

El pelotero proviene de la pérdida de su esposa Yuliett, quien padecía de cáncer, usando como terapia el beisbol y la familia.

 

Tony Conigliaro fue un joven pelotero que perteneció a los Boston Red Sox, bien recordado por su poder de bateo a sus 20 años. Todo cambió cuando pelotazo en el ojo izquierdo lo marginó por dos años, regresando heroicamente con el mismo equipo. Su carrera fue corta y se dedicó a la radio. Sufrió un infarto y permaneció en coma por 7 años, hasta que fue falleció en 1990.

Su ejemplo de lucha por la vida y superar adversidades lo hizo merecedor de ser el nombre de un reconocimiento, para quienes hayan padecido algún reto importante en el béisbol. Tal fue el caso de Yangervis Solarte, infielder de los Padres, quien perdió a su esposa en septiembre de 2016, víctima de cáncer.

Tratando de salir adelante a sus 29 años de edad, el venezolano acaba de firmar una extensión de contrato con los Padres, luego de declararse agente libre al terminar la campaña pasada. Aunque sí hubo ofertas, prefirió quedarse en casa.

Aunque le interesa tener una pretemporada completa con los Padres para asegurar la titularidad en el cuadro, Solarte dijo también estar entusiasta por representar a Venezuela en el Clásico Mundial, donde enfrentaría a México, Puerto Rico e Italia en primera ronda. Si avanza, jugaría en San Diego con la “Vinotinto”.

Solarte ofreció una breve rueda de prensa en el clubhouse de los Padres en el Parque Petco.

Advertisment
Advertisment