VIDEO.- La Maguana está en un asilo de Tijuana.

Poco a poco su salud se deteriora, pocas esperanzas de vida.

Sin duda “La Maguana” es una leyenda todavía viviente en Tijuana, la indigente que todos relacionan con quienes tienen un pasado que ya no quieren recordar.

Se dice que María Luisa Castro Valenzuela fue en sus tiempos una bailarina muy cotizada por su forma de interpretar la música con su cuerpo y su belleza de cara y cuerpo que atraía a muchos.

Hoy esta mujer que algunos afirman tiene  67 y otros hasta 70 años, está en el asilo El Refugio, en estado crítico que ya no le permite ni caminar.

Antes pedía alcohol, hoy sólo pide agua o 7 up.

Hija de padre cubano y madre tijuanense, se rumora que el desamor de un hombre la sumió en el alcohol y las drogas y poco a poco se volvió un personaje de Tijuana al que han escrito poemas y hasta canciones como la del Teacher del Rock.

Muchos la recuerdan quitándose la ropa, bañándose y haciendo sus necesidades en la calle con la pérdida total de la  conciencia.

En sus idas y regresos al mundo de la realidad, ella permanece ahora casi todo el tiempo en una cama.

La Maguana no ha muerto, pero su camino que la lleva a tener una úlcera sangrante después de muchos años de consumir alcohol y no comer alimentos, no hay mucha esperanza de que resista.

Su mirada triste de súplica y dolor se queda suspendida en la habitación donde la acompañan los enfermos críticos del asilo.

La reina de la calle Segunda, la más famosa de las indigentes de Tijuana muere poco a poco y por hoy sólo quiere un vaso de agua, algo que le quite su infinita sed.

Sin familia que la requiera, La Maguana es visitada por algunos de sus amigos de la calle, que observan su deterioro.

¿Quién fue, por qué decidió escapar del mundo real? Nadie lo puede ubicar con precisión pero poco a poco se va, para dejar en Tijuana, la leyenda de La Maguana.

Cargue Más Por Rocío Galván
Cargue Más En Regional

Mira además

Sale adelante Sábado de Bienestar pese a lluvia

Se entregaron cientos de cobijas a personas necesitadas como parte del programa “Cob…