Vendió su taxi para hacer cerveza.

más noticias

Pretende exportarla a Japón, Marruecos y Dubái.

Víctor Manuel Jiménez Argumedo, quien fue taxista durante 20 años, decidió renunciar y empezar con un proyecto que con apoyo de su hijo se hizo realidad.

Ambos, sin un solo peso, vendieron el taxi para comenzar a invertir en la producción de su cerveza.

Su hijo, Christian, estudió biotecnología y por lo tanto inventó la formula para el producto.

Hoy en día se vende tan bien, que tienen previsto comercializar en Japón, Dubái y Marruecos.

Advertisment
Advertisment