No solo se trata del lugar, sino de la deliciosa comida que puedes degustar en Disneyland.