lunes 22 julio, 2024

¿Sólo existe Los Ángeles para la NFL?

más noticias

Advertisment

Aunque existan otras ciudades deseosas de una franquicia como Chargers, tal parece que todos los caminos siempre llevan a Hollywood.

Foto: Lee Kernan.

 

Tras el anuncio hecho por Dean Spanos, presidente de Chargers, confirmando que la franquicia tomará la opción de volver a Los Ángeles tras 56 temporadas en San Diego, la pregunta más común en redes sociales y pláticas comunes es: ¿Por qué Los Ángeles, si ya tienen a los Rams?

Tal parece que se volvió costumbre, porque cada “Big League” tiene dos clubes en esta metrópoli: Dodgers y Angels de MLB, Lakers y Clippers de NBA, Kings y Ducks de NHL, Galaxy y (próximamente) LAFC de MLS.

La NFL y Chargers harán lo mismo, despreciando los pronósticos negativos. Todo sea por salir de San Diego, donde no se pudo aterrizar un proyecto concreto de estadio nuevo en los últimos 15 años.

Ahora bien, ¿acaso Los Ángeles era el único destino de los Chargers? Entre tantas ciudades que no tienen futbol americano profesional, se han citado 5 en este artículo.

 

SAN ANTONIO, TX.- Tienen el Alamodome como tentativo estadio temporal, mientras se construye un moderno escenario después. Siempre se ha citado como una plaza atractiva para la NFL. Temporalmente recibieron a los New Orleans Saints por tres partidos oficiales en 2005, llenando el lugar. Se ha rumorado que los Raiders y los propios Chargers han puesto el ojo a la plaza, pero nada ha sido confirmado. Tendrían a Monterrey como ciudad mexicana más próxima. El punto en contra ha sido la sombra mercadológica de los Dallas Cowboys y los Houston Texans. Actualmente tienen a los exitosos Spurs de la NBA.

 

SALT LAKE CITY, UT.- A favor tiene su ubicación geográfica, alejada de Denver y de la costa oeste, lo que ofrecería fuerte apoyo local. Es considerado el quinto mejor mercado de televisión sin NFL, fue excelente anfitriona de Juegos Olímpicos en 2002 y dos franquicias exitosas (Jazz en NBA y Real Salt Lake en MLS). El Estadio Rice-Eccles fungiría como sitio temporal. En contra, es considerada “Ciudad Pequeña” pese a todo.

 

BIRMINGHAM, AL.- ¿Se acuerdan de los Birmingham Bolts? Fue una franquicia de la extinta XFL en 2001, jugaba en el Legion Field. Un estudio de American City Business Journals encontró que Birmingham estaba «poco extendida», cuando se trataba de equipos profesionales y, lo que es más importante, que tenía suficiente capacidad financiera para apoyar a un equipo de la NFL o de otra “Big League”. No le favorece la cercanía de los Atlanta Falcons y los Tennessee Titans.

 

HONOLULU, HI.- Después de tantas veces ser sede del Pro Bowl, ¿qué necesita esta ciudad para albergar una franquicia de NFL? Por breve tiempo, el club reubicado o nuevo jugaría en el Estadio Aloha, hasta que haya casa moderna. Su situación geográfica y turística atraería a millones de aficionados solventes de Asia y Oceanía, así como del oeste del oeste de Estados Unidos. Obvio, el punto en contra es su distancia al continente americano. Por ejemplo: un vuelo de Honolulu a Buffalo tomaría casi 12 horas.

 

ALBUQUERQUE, NM.- Con 557 mil habitantes, la capital de Nuevo México se favorece al estar distante de cualquier otro mercado deportivo. Llámese Phoenix, Denver o Las Vegas (si reciben a los Raiders). La afición mexicana que procedería de Cd. Juárez, seguramente respondería en cada partido. Lo que no favorece a los neomexicanos es pertenecen indirectamente al “Mercado Pequeño”. No tienen franquicia “Big League” que los respalde y el Estadio University no es suficiente para ser casa temporal.

 

Mudar una franquicia de este calibre no es una decisión sencilla, pero sí valiente. Es una pena que Chargers se hayan ido de San Diego, pero es una oportunidad para empezar de nuevo.

Para el club, pero sobre todo para la ciudad.

Advertismentspot_img
Advertismentspot_imgspot_img
Advertismentspot_img
Advertisment