Se enfrentan Guardia Nacional y migrantes en la frontera sur

más noticias

La caravana pretendía ingresar y caminar por tierras mexicanas.

Los migrantes de la caravana de hondureños fueron frenados por elementos de la Guardia Nacional, a la altura del paso del coyote y el limón en la ribera del lado mexicano del río Suchiate, donde lanzaron piedras a los uniformados.

El saldo fue de al menos cinco elementos uniformados descalabrados, así como varios migrantes lesionados, quienes no se han resignado y pretenden insistir hoy martes en pasar a territorio mexicano.

Por la noche, la presencia de la Guardia Nacional fue reforzada y el cordón de seguridad entre el tramo del Paso del Coyote y el Limón continúa.

Mientras tanto, el puente fronterizo permanece cerrado a todo tipo de personas y vehículos, tanto del lado guatemalteco como mexicano.

Desde la madrugada de ayer, los tres mil 500 migrantes decidieron caminar hacia el Puente Fronterizo Rodolfo Robles en Suchiate, Chiapas.

Ahí entregaron un documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador en el cual solicitan libre tránsito por México, solicitud que fue rechazada.

La caravana pretendía ingresar a México por el puente Rodolfo Robles y con ello caminar por tierras mexicanas, situación que hasta el momento no se los permitieron.

Durante la reyerta varios migrantes fueron asegurados y un grupo de por lo menos 200 personas logró huir hacia la carretera y a la altura de Frontera Hidalgo los interceptaron y encapsularon.

Personal del Instituto Nacional de Migración los obligó a subir a varios autobuses y posteriormente fueron trasladados a la Estación Migratoria Siglo XXI de la ciudad de Tapachula. La gran mayoría de los migrantes se quedó sobre la ribera del río, donde pasaron la noche.

Otra parte de los migrantes se trasladó a Tecún Umán donde les ofrecieron comida caliente en la casa del Migrante.

Advertisment
Advertisment