Autoridades agradecieron la solidaridad de los ciudadanos que donaron.

El día de ayer se cerraron los centros de acopio que estaban instalados en el Estado, con el fin de recaudar la mayor cantidad de víveres en beneficio de los afectados por las lluvias en Sinaloa.

 

Fueron alrededor de 19 mil toneladas las que se entregaron al ejército mexicano, una gran suma de donativos que logró acumular la comunidad baja californiana a esta noble causa.