Revela información la novia del baleado en la garita de San Ysidro

más noticias

Travis James Eckstein, de 23 años, es el joven que fue asesinado a tiros por agentes de CBP en la frontera, después de abrir fuego mientras intentaba cruzar ilegalmente a dos individuos de nacionalidad China a los Estados Unidos en la garita de San Ysidro.

Cadence Beavers, su novia de 18 años, indicó que comenzó a salir con Eckstein en 2018.

Confirmó que se había quedado en su casa en Cherry Valley la noche antes del tiroteo y se fue alrededor de las 7:30 a.m. del 3 de junio.

Beavers dijo que Eckstein le comentó que iba a trabajar, aunque ella no sabía los detalles.

Pero más tarde, él le envió un mensaje de texto diciendo que se dirigía hacia la frontera.

“No tenía idea de lo que estaba haciendo allí”, afirmó Beavers.

Su novia dijo que Eckstein le envió un último mensaje alrededor de las 3 p.m.

Ella le preguntó si ya había cruzado de nuevo a los Estados Unidos.

Él respondió: “Todavía no”.

Alrededor de las 7:50 p.m., Eckstein llegó a la garita de San Ysidro y fue dirigido a un área de inspección secundaria.

Tras este motivo, a bordo de su camioneta, Eckstein disparó a varios agentes de CBP.

Los oficiales de la frontera no tardaron en responder a los disparos, pero Eckstein todavía logró salir del carro y caminando por el lado del conductor del vehículo, comienza a disparar nuevamente.

Los oficiales respondieron inmediatamente los disparos, y mataron a Eckstein.

Al inspeccionar el vehículo, los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza encontraron a dos personas de nacionalidad china de 18 y 27 años, quienes no resultaron heridos en el tiroteo.

Convirtiendo así esta escena en una investigación de tráfico de personas, según la información de CBP.

La novia de Eckstein dijo que el hecho de que viajara a México era inusual.

“Ni siquiera sabía si tenía un pasaporte”, comentó Beavers.

Estaba aún más confundida por los informes del intento de contrabando.

“Eso no tiene sentido por ninguna razón”, dijo.

Beavers, describió a Eckstein como trabajador, amoroso, aventurero, y “siempre en una misión para encontrar un lugar impresionante”.

“Sin embargo, Eckstein luchaba contra la depresión”, “Siempre tuvo un ángel y un demonio en su hombro”, “Todo lo que siempre quiso era ser feliz, amar y trabajar duro. Tenía grandes sueños en la vida”, señaló su novia.

Donna Kniss, la madre de Eckstein, en entrevista para un medio local de San Diego, aseguró que trató de apoyar a su hijo, pero tuvo un contacto mínimo con él después de que cumpliera 18 años.

La madre de Travis, expresó que su hijo había estado usando drogas que causaron problemas en su relación familiar.

“Establecí algunos límites y él no quería seguirlos, así que se fue de casa”, dijo Kniss.

Kniss confirmó que recientemente se le diagnosticó un trastorno bipolar y que últimamente había estado actuando de manera más irracional.

Su novia revela que todo esto es un misterio para ella, pues señaló que habían estado planeando mudarse a Arizona para comprar una casa y formar una familia.

“Teníamos metas. Estábamos a punto de comenzar nuestra vida juntos”, dijo.

“Desearía poder conectar los puntos de lo que sucedió entre las 8:30 am y 3:00 pm, porque en algún punto de allí… algo salió mal y mi novio fue asesinado por eso”, expresó por último Beavers.

Advertisment
Advertisment