Pese a inseguridad, en Tijuana se pudo pedir dulces en las calles.

más noticias

Familias dijeron sentirse seguras, hubo más vigilancia que otros años.

Tijuana fue invadida por monstruos, princesas y superhéroes que salieron a pedir dulces a las calles.

Disfrazados de sus personajes favoritos, tijuanenses salieron la noche de este martes a pedir “triki-triki” en la tradicional noche de Halloween.

Se trata de una tradición arraigada en la frontera donde disfrazarse tiene como objetivo obtener grandes cantidades de dulces.

Tijuanenses aseguran que a pesar de los índices de inseguridad en la ciudad aún se puede disfrutar en familia de salir a la calle y convivir con otras personas.

Lugares como el centro y la zona río se vieron concurridos por personas disfrazadas, mientras que los comerciantes repartieron dulces y la policía resguardó el caminar de los monstruos, princesas y superhéroes.

Advertisment
Advertisment