Perdonar a Pete Rose es inducirlo al Salón de la Fama

más noticias

La gran incógnita que ha pasado en los últimos años siendo una pregunta notable o a veces olvidada es si Grandes Ligas dará “luz verde” para que Pete Rose entre al Salón de la Fama.

Gracias a la controversia del robo de señas en los últimos años, avivó a la leyenda de Cincinnati en quejarse porque su delito no fue tan severo a comparación de la que se aplicó contra Astros de Houston que, en pleno juego, interceptaban las señas con la alta tecnología, mientras su suspensión de toda actividad beisbolera fue imputada por apostar a favor de su equipo.

En la época de Rose era prohibido que los deportistas se asociaran con cualquier tipo de apuestas, que era la estrategia de poner a los deportistas como un ejemplo a seguir, pero acorde a la evolución del pensamiento social empatiza hacia el perdón del líder histórico de hits en las Ligas Mayores. Aunque lo han reintegrado a diferentes actividades del circuito e incluso miembro del Salón de la Fama de Rojos de Cincinnati, no es suficiente.

La forma de perdonarlo y que seguirá siendo el debate en la oficina de Rob Manfred es ponerlo en las votaciones para que ingrese al Olimpo en Cooperstown, con sus credenciales tendrá lo suficiente para tener la invitación al recinto.

Lo más cercano en todo este asunto del béisbol estadounidense es poner en las votaciones a Pete Rose que arrebatar el título de Serie Mundial a los Astros.

Advertisment
Advertisment