Nuevas luces sobre el atentado en Kyoto Animation

más noticias

Lo que hay sobre Shinji Aoba, el artífice del incendio.

El jueves 18 de julio en la ciudad de Kioto, Japón, la casa de animación KyoAni fue el centro de un atentado que dejó a su paso 33 muertos.

El sospechoso que fue aprendido ese mismo día por las autoridades y fue identificado por múltiples testigos como el artífice del siniestro, responde al nombre de Shinji Aoba, un hombre de 41 años que acudió esa mañana al estudio y lo prendió en llamas luego de haber vertido gasolina dentro del mismo.

Actualmente, Aoba se encuentra en un hospital bajo la custodia de la policía. Los testigos que presenciaron el arresto del hombre relataron que este alegaba que el estudio había robado sus ideas.

El equipo de bomberos tardó cinco horas en apagar el fuego, posteriormente se dio inicio a la inspección. Varios cuerpos fueron encontrados en las escaleras que conducían a la azotea. Según el reporte de las autoridades, las víctimas se dirigían a la azotea intentando escapar de las llamas, y de acuerdo con los medios de Kioto, los bomberos reportaron que la puerta de acceso se encontraba cerrada, lo cual no permitió la salida de las víctimas.

Un oficial de bomberos agregó que el complejo no contaba con hidrantes o rociadores en el interior, pero que no eran necesarios para cumplir con el código de incendios de Japón.

En cuanto a Shinji Aoba, aún no está definida su relación con el estudio, pero los testigos concuerdan en que estaba muy molesto con la empresa. Incluso una testigo lo escuchó acusar a la compañía de haberlo estafado.

Hideaki Hatta, director del estudio de animación, dijo que la empresa había estado recibiendo correos amenazantes.

“Estaban dirigidos a nuestra oficina y a la del departamento de ventas y nos decía que íbamos a morir”, declaró Hatta.

Por otra parte, la campaña “Help KyoAni Heal”, impulsada por GoFundMe y los fanáticos de la compañía ya ha recaudado $1,3 millones de dólares.

 

 

Advertisment
Advertisment