Niño en Tijuana ingirió por error medicamentos para artritis.

Se exhorta a padres a mantener lejos menores las medicinas.

Especialistas del Hospital General de Tijuana (HGT) brindaron atención médica oportuna y evitaron secuelas graves en el organismo del menor Adrik Gael, de un año y siete meses de edad, quien había ingerido medicamentos no prescritos.

El Jefe de Pediatría del HGT, Oscar Armenta Llanes, informó que el pasado 28 de febrero se registró el ingreso del menor al servicio de Urgencias Pediátricas debido a que ingirió un medicamento indicado para el control de la artritis.

Explicó que, a pesar de no presentar alguna sintomatología evidente, el personal de salud brindó los servicios necesarios para evitar complicaciones en la salud del menor, como pudieron ser inflamación del hígado, elevación de bilirrubina, datos de encefalopatía por intoxicación de medicamento y alteraciones de la coagulación.

El funcionario estatal dijo que al niño le fue realizado un lavado gástrico y transfusiones de plaquetas (un componente de la sangre) y se mantuvo en observación en el servicio pediátrico para valorar su estado neurológico y la función del hígado, y como resultado de la pronta y adecuada intervención del equipo multidisciplinario, el paciente se reporta estable para egresar próximamente del HGT.

El funcionario estatal hizo un llamado a los padres de familia o tutores a mantener lejos del alcance de los menores de edad cualquier medicamento o elemento potencialmente tóxico (cloro, insecticidas, limpiadores, desatapacaños, entre otros), ya que su consumo (dependiendo la dosis y la sustancia) puede ocasionar daños en el hígado, sangre, cerebro e incluso provocar la muerte.

Informó que estos casos se registran principalmente en menores de 3 años de edad, por lo que reiteró la importancia de reforzar la prevención en esta etapa.

Armenta Llanes mencionó que, en relación al incidente, la madre del menor relató que en un breve descuido, de por lo menos 2 minutos, Adrik Gael logró alcanzar un gabinete donde guardan los medicamentos de su abuela y a pesar de los seguros del envase, pudo abrirlo y tomar las pastillas; preocupada por las posibles consecuencias fue que trasladó al menor al servicio de urgencias de manera inmediata, algo que incidió en evitar mayores daños.

Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Regional

Mira además

Esta navidad, todos podemos hacer algo por alguien

Por: Paul A. Gallegos En Fundación Más Humano, uno de los principales intereses es el crea…