Mujeres con problema de adicción buscan en las letras desahogar su dolor

más noticias

Recordar olores o sabores de la infancia como terapia de rehabilitación.

Desde niña, Elizabeth cayó en las drogas. Por años, ella estuvo viviendo en las calles de Tijuana, lugar donde dio a luz a una bebé que le fue arrebatada a los 15 días de haber nacido.

Un dolor inexplicable pero un motivo para querer recuperarse y luchar por su hija.

Es por ello que hace dos meses ingreso al Instituto Municipal Contra las Adicciones, un centro de tratamiento voluntario del Ayuntamiento de Tijuana para cerca de 100 personas, entre hombres y mujeres.

Un internamiento donde se les brinda las herramientas para poder cambiar su estilo de vida.

 Parte fundamental de su tratamiento es sentirse parte de una comunidad; es por ello que DIF Municipal les brindó la oportunidad de tomar un taller de lectura en voz alta con uso de hierbas, donde tuvieron que escribir los recuerdos que pasaban por su mente a través de los olores y sabores.

Un programa de mujeres y narrativas de paz que se está realizando también en Bogotá, donde el intercambio de ideas y pensamientos se convierte en una terapia de recuperación.

Advertisment
Advertisment