Mata a su hijo con agua caliente para “expulsar al demonio”

más noticias

El hombre asegura que vio “algo malo” dentro del niño.

En Tucson, Arizona, Pablo Martínez, de 31 años, enfrenta cargos de asesinato en primer grado por verter agua hirviendo entre 5 y 10 minutos sobre la garganta de su hijo de 6 años, alegando que el menor estaba ‘poseído’ y esa era la forma de exorcizarlo.

Durante el interrogatorio, el padre dijo que el niño tenía “un demonio dentro de él”. Mientras le daba un baño al niño, vio “algo malo” dentro del niño y lo sostuvo debajo del grifo de agua ardiendo para “echar al demonio”, relató a las autoridades.

La madre, Romelia Martínez, dijo a los investigadores que alcanzó a escuchar un gorgoteo proveniente del baño, pero cuando intentó entrar la puerta estaba cerrada, por lo que procedió a llamar al número de emergencias 911.

Indicó que cuando logró abrir la puerta vio a su esposo vertiendo agua fría sobre el niño e intentando practicarle la resucitación cardiopulmonar.

En el hospital donde el niño fue declarado muerto se determinó que tenía quemaduras en más del 15 % de su cuerpo, incluidos los antebrazos, los codos y la cabeza.

Cuando los agentes preguntaron en un primer momento a Martínez sobre lo sucedido éste les dijo que no lo entenderían porque “no tenían la mentalidad o las creencias correctas”.

Advertisment
Advertisment