Recibir terapia de lenguaje puede ayudar a disminuir la ansiedad en los niños que padecen estos trastornos.