Liberan a rehenes secuestrados en centro comercial de Filipinas

más noticias

El asaltante, Archie Paray, fue arrestado sin presentar resistencia.

Cerca de treinta rehenes retenidos a punta de pistola en un centro comercial fueron puestos en libertad sin sufrir daños tras más de 10 horas de negociaciones.

Por su parte, el asaltante, un hombre de 32 años llamado Archie Paray y ex empleado de seguridad del centro comercial V-Mall de Greenhills, fue arrestado sin presentar resistencia.

Portando una pistola y al menos una granada, Paray asaltó el centro: se atrincheró con los rehenes en la segunda planta del edificio e hirió de bala a otro vigilante de seguridad, que fue trasladado a un hospital y se encuentra en situación estable.

Al área se desplazaron al momento miembros de las fuerzas especiales fuertemente equipados y se estableció un cordón de seguridad en torno al edificio.

Al parecer, el atacante estaba molesto porque lo habían despedido “injustamente” de su puesto en ese centro y quería hablar con sus antiguos compañeros de trabajo y los medios.

Para relajar la tensión, seis de los ex jefes de Paray leyeron en una rueda de prensa organizada por la policía una declaración disculpándose con el pistolero y expresando su intención de renunciar a sus puestos.

Finalmente, tras horas de negociaciones con las autoridades locales se permitió a Paray hablar con los periodistas a condición de que dejara libres a los rehenes y abandonara sus armas.

Paray criticó las supuestas corruptelas existentes entre sus superiores y, tras 20 minutos, fue abordado por los agentes, esposado y puesto bajo custodia.

Advertisment
Advertisment