viernes 23 febrero, 2024

Libera ICE a mujer embarazada en San Diego y frena su deportación.

más noticias

María Solís Jasso ya había aceptado ser deportada a México.

De manera sorpresiva, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) concedió la liberación supervisada de una mujer embarazada que temía sufrir un aborto dado que tenía seis semanas recluida en un centro de detención de inmigrantes en Otay Mesa.

María Solís Jasso ya había aceptado ser deportada a México por miedo a que su proceso legal se extendiera aún más y eso le causara dificultades en su embarazo.

Sin embargo, una hora más tarde, autoridades de ICE notificaron a su abogada que se permitiría la liberación supervisada de la mujer mexicana mientras se resuelve su trámite para una visa U, a la cual era elegible dado que en el pasado fue víctima de violencia doméstica y colaboró con autoridades para la detención de su agresor.

La decisión se toma un día después de que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) envió una carta a directivos de ICE tanto en Washington como San Diego, California externando su preocupación por el hecho de que la inmigrante mexicana continuara bajo custodia pese a su embarazo.

María Solís fue detenida a principios de agosto debido a que había reingresado a Estados Unidos sin documentos tras haber sido deportada en 2007.

spot_img
spot_img
Advertismentspot_img