El jugador mexicano Hirving Lozano llegó esta mañana a Italia, arribó a un aeropuerto privado en la ciudad de Roma, acompañado por su esposa e hija, al ‘Chuky’ se le vio contento y además posó con algunos aficionados que esperaban su llegada.

En medio de la controversia, Hirving Lozano disputó esta temporada 49 minutos con el PSV en 3 jornadas, en la segunda fecha salió lesionado y en la última jornada no vio acción.

 

El traspaso por el internacional mexicano se cerraría en 45 millones de dólares, convirtiéndolo en el jugador mexicano más caro en toda la historia, superando los 40 millones de dólares que pago el Wolverhampton por Raúl Jiménez.

Este hecho, generará dos actos históricos, el primero es que Hirving Lozano se convertirá en el jugador mexicano más caro en la historia de nuestro balompié y la segunda, es que el Nápoles hará la compra más elevada en 93 años de historia para el club italiano.