Genera polémica entre grupos conservadores educación sexual en el aula

más noticias

Autoridades educativas defienden la nueva propuesta curricular con perspectiva científica.

En 1974, México se convirtió en el primer país de Latinoamérica en incluir la educación sexual en sus programas de educación básica, pero fue hasta 1982 cuando el enfoque fue preventivo ante la epidemia de VIH/SIDA, con más de 22 mil casos y el 2.8%, en menores de 15 años.

Fue hasta el ciclo escolar 2018-2019 cuando la Secretaría de Educación Pública incluyó en los libros de textos de Ciencias Naturales un nuevo modelo educativo en donde se agregaron temas como la homosexualidad y masturbación.

Asignaturas que siguen causando rechazo entre algunos padres de familia y grupos conservadores que aseguran, es un abordaje incitador a la diversidad sexual en temprana edad.

Sin embargo, bajo el panorama de esta era digitalizada, autoridades educativas defienden la nueva propuesta curricular con perspectiva científica, donde los alumnos eviten una cultura sexual errónea y prevengan riesgos.

Estadísticas posicionan a México en primer lugar a nivel mundial en embarazos infantiles, a causa de la desinformación. También lidera el primer sitio en abusos sexuales contra menores de edad pues cada año, 4.5 millones de menores son víctimas y en su mayoría, por alguien de su mismo entorno familiar.

Actualmente la Unesco reconoce como derecho de los niños y niñas, la educación integral sexual de calidad, para contrarrestar la cifra de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

De acuerdo con la Secretaria de Salud en Baja California, tan solo el año pasado atendieron en consulta a mil 605 embarazadas entre 15 y 19 años de edad.

La Secretaria de Educación en el país solo busca complementar más no suplir la educación en casa.

Expertos aseguran que esto no causaría resistencia si la comunicación entre padres e hijos fuera el primer vínculo confiable de aprendizaje.

Será para el próximo ciclo escolar 2021-2022 cuando haya nuevos contenidos en los libros de texto gratuitos, en los que, aseguran, mejorarán los tópicos para que no se vean rebasados ante la realidad actual del país.

Advertisment
Advertisment