Fortnite: de juego gratis a coloso mundial

más noticias

¡Subiendo al éxito y terminando con estilo!

Hace ya dos años, un juego desarrollado por una empresa llamada Epic Games tuvo su salto a la fama, esto por entrar a la moda de los juegos Battle Royale (juegos que son conocidos por ser online y ser todos contra todos). Otra de las cosas por la cual se hizo muy popular en ese tiempo fue que era gratuito, entonces muchas personas lo descargaban simplemente porque ahí estaba.

Con el paso de los días, Fortnite iba creciendo más y más, esto porque tenía un estilo de juego único en cuanto a Battle Royale se refiere, podías construir. La construcción le dio una propuesta de valor al juego que nadie más tenía en ese momento, pues a parte de tener puntería y buen posicionamiento en el mapa, tenías que aprender a construir para que pudieras sobrevivir más tiempo y conseguir esa Victory Royale.

Todo esto, junto con la publicidad pagada que hizo Epic Games con Youtubers e Influencers muy conocidos hizo que en pocos meses explotara este juego, destronando a PUBG y League of Legends, juegos que eran muy populares entre esta comunidad.

Un juego dinámico y rápido, esto es lo que te da Fortnite sepas jugar o no, te divertirás con la cantidad de cosas que se pueden hacer en este juego, a diferencia de otros juegos en donde te puedes aburrir un poco por lo lento y tedioso que se puede convertir el gameplay, en Fortnite siempre estarás con algo que hacer; recolectando materiales, mejorando tus armas o simplemente destruyendo casas con tu pico.

Tanto así fue el éxito de Fortnite que se convirtió muy rápido en uno de los juegos más descargados en Steam, Xbox One, Playstation 4 y no se diga en la página de Epic Games.

Llegó a tener más de 3.4 millones de jugadores en simultaneo, algo nunca antes visto en la comunidad gamer hasta ese momento. En este punto, ya era un ícono mundial y con justo derecho, pues ya estaba influenciando a niños a hacer los bailes del juego y hasta creó un concurso para que los fanáticos crearán un nuevo baile para los personajes, de ahí nace una leyenda en cuanto a memes hablamos… Orange Kid.

Otro de las claves fue que Fortnite, a diferencia de muchos otros juegos, escuchaba a su comunidad, las recomendaciones que se hacían las tomaban en cuenta y eso fue muy importante, pues haciendo que tu consumidor sea parte del juego te consigue un vínculo muy fuerte con él.

Temporada tras temporada iban mejorando cosas y hasta colaboraciones con diferentes marcas tuvieron como lo fueron: Marvel, DC, John Wick, Borderlands, etc.

Pero, ¿qué pasa actualmente con el juego?.

El día de ayer, se estrenaba la temporada 11 del juego, ya se había especulado que podría ser el fin del juego como lo conocemos porque el mapa donde se daba la guerra campal era el mismo desde la primer temporada, con sus respectivos cambios pero la base era la misma.

Y con una imagen sorpresiva en donde los personajes le dicen Adiós al autobús donde llegan los usuarios a la batalla, se empezó a especular que podría ser el fin al mapa de Fortnite y que harían otra cosa desde cero.

Sucedió un mega evento como nos tiene acostumbrados Epic Games, en donde pudimos ver como varios misiles caían del espacio y estos hicieron mover a un meteorito, las grietas en el espacio tiempo que se hicieron gracias a los misiles transportaron a este meteoro al centro del mapa y este explotó, succionando todo el mapa con esta explosión, algo así como el Big Bang.

Después, la pantalla se hizo negra y solamente aparecía lo que es un hoyo negro.

Aquí fue donde me puse a dimensionar en el Coloso en el que se convirtió el juego, porque hubo un momento en el que había más de 800 mil personas viendo un hoyo negro hacer… nada.

Pero para nada dejaron de meter sorpresas en este evento, si ponías el Konami Code en esa pantalla de carga te aparecía un mini juego especial al estilo de Space Invaders.

No se sabe qué pasará con el juego, ¿será el final de un gigante?, habremos presenciado la terminación de uno de los juegos que más importancia han tenido en el Siglo XXI.

Solamente nos queda esperar.

Artículo escrito por: Rodrigo Martínez

Estudiante de Comunicación y Relaciones Públicas en Universidad Xochicalco.

Advertisment
Advertisment