viernes 17 mayo, 2024

Este arreglo no es justicia”, afirma viuda de Anastasio Hernández.

más noticias

Advertisment

En próximas 8 semanas familiares podrían recibir el millón de dólares.

Los hijos de Anastasio Hernández recibirán una compensación de un millón de dólares luego de que una jueza federal aprobó el acuerdo del gobierno estadounidense para poner fin a la demanda civil contra doce agentes fronterizos que hace siete años propinaron una golpiza que terminó con la vida del inmigrante mexicano.

María Puga, viuda de Anastasio y madre de sus cinco hijos señaló que aunque hubieran preferido que los agentes fueran a juicio, aceptaron la resolución ya que temían que el proceso legal pudiera extenderse todavía más años. A su vez, aceptó que fue un factor la entrada al poder del presidente Donald Trump, quien se ha caracterizado por sus posturas antiinmigrantes.

La viuda del mexicano aclaró que “este arreglo no es justicia”, ya que la vida del que fuera su esposo no tiene precio.

«Lo que nosotros siempre hemos querido es que a estos agentes se les juzgue, lo cual no pasó. Con este arreglo ellos están aceptando su culpabilidad y como yo he repetido, espero y tengan sus cambios y que esta corporación se supervise más y no tengan estos agentes tan corruptos, estos asesinos trabajando ahí».

Aunque faltan detalles para concretar el acuerdo, se anticipa que los hijos de Anastasio podrán recibir la indemnización dentro de las próximas ocho semanas.

Los dos hijos más pequeños del mexicano, recibirán su parte una vez que cumplan la mayoría de edad.

Abogados que representan a la familia calculan que el gobierno gastó cerca de 3 millones de dólares para defender su caso en los tribunales.

Guadalupe Valencia, parte del equipo legal dijo que esperan que este caso deje un precedente y se eviten más incidentes de abuso por parte de agentes fronterizos.

«Ninguna cantidad de dinero va a traer pa´tras a Anastasio, la única satisfacción que tenemos es que ojalá con toda la publicidad que ha habido en este caso, que la gente esté más enterada de las cosas que pasan y como dice la señora, no queremos más Anastasio, pero no hay un buen fin a este caso».

A su vez, abogados enfatizaron que esta resolución deja claro que cualquier oficial que abuse de su cargo tendrá que rendir cuentas ante la ley, sin importar el estatus migratorio de la víctima.

«Todavía bajo la presidencia de este señor Trump, en este país todos nosotros somos iguales, tenemos derechos legales y no importa si una persona tiene un papel o no tiene papel. Yo estoy aquí para decir, nadie puede abusar los derechos humanos de un ser humano».

Advertismentspot_img
Advertismentspot_imgspot_img
spot_img
Advertismentspot_img
Advertisment