Eslovenia: Así luce la polémica estatua en honor a Trump

más noticias







Su brazo derecho se alza como el de la Estatua de la Libertad.

Con su peinado característico, traje azul, camisa blanca, larga corbata roja, y de casi ocho metros de altura, así luce la estatua del presidente estadounidense Donald Trump en las colinas de la aldea de Sela pri Kamniku, al noreste de Liubliana, en Eslovenia, patria de su esposa Melania.

Su brazo derecho con el puño crispado se alza como el de la Estatua de la Libertad, y al accionarse un mecanismo, se separan los labios rojos y aparecen dientes como los de un tiburón.

El monumento tiene un permiso temporario y debe desaparecer para el 31 de octubre, en Halloween. Algunos aldeanos, disgustados por su aspecto, sugieren incendiarla ese día.

“Como todos los populistas, la estatua tiene dos caras. Una es amable y cordial, la otra es la de un vampiro”, expresó el escultor Tomaz Schlegel.

Advertisment
Advertisment