Envolvieron cuerpo en alfombra y lo tiraron en panteón de Tijuana.

Cuerpo estaba junto a un árbol en el interior del panteón No. 7.

Agentes de la Policía Ministerial del Estado cumplimentaron tres órdenes de aprehensión en contra de Saúl “N” por el delito de homicidio simple y contra Víctor “N” y Arnoldo “N” por el delito de encubrimiento por favorecimiento.

El cuerpo del occiso fue encontrado día 28 de octubre del año 2014 enrollado en una alfombra amarada con cables, junto a un árbol en el interior del panteón No. 7 ubicado en la colonia Cerro Colorado.

Una vez hechas las pruebas de genética al cuerpo, fue identificado como Juan Pablo Amezola Báez, de 35 años de edad, quien a decir de sus familiares era adicto a las drogas y hasta donde ellos sabían se encontraba en un centro de rehabilitación, información que pudo ser corroborada, pero les fue notificado que el occiso hacía más de una semana que había salido del lugar.

Agentes de la Policía Ministerial del Estado obtuvieron información de que en el interior de un domicilio en la colonia Azteca en el que vive una mujer que se dedica a la venta de droga, días antes un hombre había fallecido al parecer de sobredosis de droga.

Dirigiéndose a dicho domicilio se entrevistaron con la propietaria, quien manifestó a los agentes que el día 27 de octubre de 2014, llegó a su domicilio la víctima, a la que identificaba como Pablo, pidiéndole que lo dejara entrar a su cuarto a drogarse a cambio de darle una dosis a la mujer y dinero para comprar comida. La fémina accedió y tomó el dinero para salir a comprar pan, manifestando que al regresar a su casa se encontró al occiso tirado en el suelo inconsciente.

Al ver que el hombre no se movía le llamó a su vecino Saúl “N”, quien fue a su vivienda y comenzó a echarle agua a la víctima y a darle cachetadas y varios golpes para que reaccionara, pero este apenas y reaccionó para quejarse de dolor, minutos después señala que también llegó a su casa Víctor “N”, quien le dijo a la mujer que mejor se saliera y no le contara a nadie lo sucedido.

Pasadas las horas la mujer regresó a su domicilio, notificando a los agentes que su casa se encontraba vacía, pero al día siguiente, otro hombre identificado como Arnoldo “N” le dijo que a él y a Víctor “N”, les había pagado Saúl “N” para llevarse el cuerpo de la víctima, el cual dijo envolvieron en una alfombra y ataron con unos cables, para llevarlo a tirar al panteón número 7, ubicado en la colonia Cerro Colorado.

Derivado de las investigaciones, las pruebas de genética, y los exámenes médicos practicados al occiso, se pudo conocer que la víctima no falleció a causa de una sobredosis, sino a los fuertes golpes que le propinó sobre todo en el estómago Saúl “N” en su búsqueda por reanimarlo.

Por tal motivo se libró una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio simple, y otras dos órdenes más en contra de Víctor “N” y Arnoldo “N”, por el delito de encubrimiento por favorecimiento, mismas que fueron cumplimentadas este 26 de febrero de 2018.

Comentarios
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Regional

Mira además

Participa en una rifa y ayuda a traer dos ambulancias para Rescate Halcones

Desde hace más de cuarenta años se dedican voluntariamente a apoyar las urgencias del 911,…