Entra a investigación la muerte de niño español que cayó a un pozo

más noticias

El cuerpo fue encontrado cubierto de tierra a 71 metros de profundidad.

Julen, un niño español de dos años, murió el pasado 13 de Enero al caer dentro de un profundo y estrecho pozo, según los primeros datos oficiales dados a conocer, fue encontrado por los equipos de rescate a 71 metros de profundidad.

“Una vez rescatado, ahora se inicia la investigación de todas las circunstancias de este trágico suceso y, sobre la existencia de algún tipo de negligencia en la caída del niño al pozo”, declaró el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El subdelegado del gobierno en la región española de Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez dijo que, por la postura en la que fue localizado, el niño cayó al pozo de forma “rápida y libre”.

El cadáver fue encontrado en la madrugada, después de casi trece días de búsqueda intensa, por un equipo de 300 personas, desde el 13 de Enero el niño se encontraba atrapado.

Se hizo una convocatoria a todas aquellas personas que tengan un pozo ilegal en España a que lo sellen, para que no vuelva a ocurrir otra tragedia como la del pequeño Julen.

Advertisment
Advertisment