Éstos datan de fines del periodo Pleistoceno, con una antigüedad cercana a los 20,000 años.

Científicos han descubierto el cráneo y la mandíbula de un oso gigante que data de fines del periodo Pleistoceno, en un yacimiento paleontológico al noroeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina, informó una agencia universitaria de divulgación científica.

El paleontólogo Leopoldo Soibelzon, investigador del Museo de La Plata, destacó el hallazgo de un cráneo completo con mandíbula, ya que “lo más frecuente es encontrar un diente, una falange o un pedazo de hueso largo”.

Se trata de un oso perteneciente al género de Arctotherium, de acuerdo con un comunicado de la Agencia de Divulgación Científica de la estatal Universidad de la Matanza.

El ejemplar más grande de oso del que se tiene conocimiento pertenece a la especie Arctotherium angustidens, un carnívoro-omnívoro que vivió hace 780,000 años, y que fue descubierto en la ciudad argentina de La Plata, según el texto.

La semana pasada en ese sitio, en medio de numerosos fósiles de animales herbívoros que datan de unos 10,000 años, se encontraron fragmentos de una falange y un metapodio (huesos de la pata) de un tigre dientes de sable.