El agua en duda para Baja California   

más noticias

El 16 de abril, el Congreso de Estados Unidos aprobó un plan de contingencia que podría reducir 51 millones de metros cúbicos del total del agua que Mexicali recibirá el año próximo del Río Colorado, único suministro de la región.

Para Alfonso Cortez, profesor investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF), esa reducción provocada por la sequía conduce a un complejo panorama en los años venideros, y reiteró que a México le ha hecho falta mayor preparación en esa materia.

El Acta 323, firmada por los dos gobiernos en septiembre de 2017, determina que México tiene derecho a recibir mil 850 millones de metros cúbicos del río, pero debido a la contingencia si en agosto los niveles del Lago Mead, ubicado en Nevada, son iguales o menores a mil 90 pies, comenzaría un esquema de reducciones que puede aumentar.

Jesús Carmen Gallegos, agricultor del Valle Mexicali, defendió a los agricultores diciendo que ellos no desperdician el agua, e hizo un llamado a la colaboración de la población bajacaliforniana, ante lo que considera actos de corrupción y mala administración de parte de los organismos operadores de agua del Estado.

El nivel actual del Lago es de mil 87 pies, por lo que agricultores, activistas y especialistas señalan el riesgo que existe en el Río Colorado, ante las tensiones políticas que puedan surgir alrededor del agua.

Advertisment
Advertisment