Destapan desvío millonario etiquetado para el Jardín de Tara.

más noticias

Utilizaron el recurso para tapar baches en la Zona Centro.

El Jardín de Tara es un espacio abierto al público adoptado por un grupo de ensenadenses. En la pasada administración se logró un recurso de 10 millones de pesos para volverlo incluyente mediante rampas, una biblioteca, un corredor y el reencarpetado de una calle aledaña, pero el proyecto quedó a medias y el dinero no se ejerció, siendo desviado el 70 por ciento del recurso.

En lo más alto del Cerro del Keki, en las calles 13 y Moctezuma de la colonia centro de Ensenada, se encuentra una estatua de la princesa tibetana Tara, una figura monumental donada al municipio por el Instituto Nepalés de Relaciones Internacionales en 1992.

Debido a años de abandono la escultura y el lugar quedaron vandalizados, sin embargo desde 2010 se le ha dado mantenimiento con trabajo voluntario con el fin de recuperar el mirador natural y se utiliza como área de convivencia y para el desarrollo de expresiones artísticas de la India y China.

Aunque se logró un millonario recurso del Ramo 33 para el mejoramiento de la zona, la mayoría del dinero se utilizó para tapar los baches de las calles Ryerson, Obregón, Ruíz y Gastélum.

La Asociación Intercultural por la Paz, indicó que fue difícil rescatar el lugar, ya que se había convertido en nido de indigentes y drogadictos.

Susy Sánchez de Aranda señaló además que buscará gestionar que el gobierno municipal regrese el dinero desviado para el Jardín de Tara para continuar con la obra inconclusa.

Advertisment
Advertisment