Deslizamiento en Lomas del Rubí por voracidad y complicidad de ayuntamiento: Noroña

más noticias

Han pasado 192 días del accidente, más de 150 casas dañadas y otras que siguen en riesgo de colapsar.

Luego de más de seis meses de quedarse sin hogar, residentes de la colonia Lomas del Rubí mantienen su exigencia a las autoridades para que Grupo Melo responda por los daños. Este martes, Gerardo Fernández Noroña, diputado federal electo, se comprometió a apoyarlos desde el Colegio de la Unión y los exhortó a presionar con más fuerza a las autoridades locales, y a la constructora.

El diputado federal electo, Gerardo Fernández Noroña, se reunió este martes con los damnificados de la colonia Lomas del Rubí, que desde hace seis meses se quedaron sin hogar por un deslizamiento. En ese sentido, el futuro legislador consideró que fue la voracidad de Grupo Melo en complicidad con el gobierno de la ciudad lo que provocó la tragedia.

En ese sentido, Fernández Noroña señaló que una vez que tome el cargo en el Congreso de la Unión buscará que se destinen recursos del Presupuesto de Egresos 2019 en beneficio de los damnificados. No obstante, hizo énfasis en que es la constructora la responsable de pagar el daño, así como la autoridad que supervisó los trabajos que derivaron en el accidente.

Desde el punto de vista del diputado electo, una de las opciones con que cuentan los vecinos es exigir que Grupo Melo destine las viviendas que se encuentran en la parte baja de la ladera como una manera de resarcir el daño, lo que no se ha hecho cuando ya han transcurrido más de seis meses del accidente. Agregó que las autoridades locales han sido omisas para investigar a la empresa y procurar el bienestar de las familias.

Han pasado 192 días del accidente, lo que ha dejado como saldo más de 150 casas dañadas y otras que siguen en riesgo de colapsar, tres personas se han quitado la vida por el estrés que su situación provoca y 730 habitantes continúan sin hogar.

Para los habitantes, las denuncias que los damnificados interpusieron ante la Procuraduría General de Justicia del Estado han avanzado de manera lenta, por lo que mantienen la exigencia de 3.5 millones de pesos por vivienda como una manera de iniciar la reconstrucción de sus hogares.

 

Advertisment
Advertisment