Desde muebles hasta basura son parte del escenario en presa de Ensenada.

más noticias

Hacen caso omiso a letreros de advertencia que amenazan con multa.

Perros muertos, muebles, basura y agua de drenaje alimentan todos los días la presa Emilio López Zamora de Ensenada.

En el lugar se pueden observar cientos de acumulamientos de desperdicios ocasionados por personas sin escrúpulos a la que se les hace “fácil” realizar tiraderos.

Aunque existen letreros de advertencia que prohíben arrojar basura y escombro, con la amenaza de una multa de dos mil 991 pesos a las personas que sean sorprendidas, se sigue haciendo caso omiso.

También se registra una invasión con gente que coloca cercos en terrenos de la presa, la instalación de casas improvisadas, negocios de comida y campamentos de indigentes recicladores.

Advertisment
Advertisment