miércoles 26 febrero, 2020

Desatención de descargas de aguas negras al mar

más noticias

La falta de proyectos de tratamiento de aguas residuales en la costa de Tijuana y Playas de Rosarito genera contaminación constante en el Océano Pacífico; La descarga a cielo abierto del líquido sin tratar es un problema que repercute seriamente en la relación con poblaciones vecinas de Los Estados Unidos.

Son varios los vertederos de aguas negras a lo largo de la costa entre Tijuana y Playas de Rosarito.
El más grande es, el localizado frente a Real del Mar, donde miles de metros cúbicos de aguas negras sin tratar llegan al mar, debido a que la planta de tratamiento de Punta Bandera funciona solo en un 20 por ciento.

Otro problema es que varios asentamientos urbanos junto a la costa no cuentan con sistemas de tratamiento de aguas residuales. La situación ha generado conflictos entre las poblaciones vecinas al norte de la frontera.
La recomendación a corto plazo es crear un sistema integral de monitoreo que permita alertas inmediatas ante la presencia de derrames contaminantes o peligrosos para la fauna marina.

La contaminación se acentúa en el cauce del canal Rio Tijuana que cruza por la frontera internacional y desemboca en el lado norteamericano del Océano Pacifico. Se tienen reportes de descargas ilegales de empresas que vierten líquidos con alto porcentaje toxico.

Advertisment
Advertisment