Crónica de un estado fallido…

La momentánea detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, provocó una ola de violencia en Culiacán; diversos videos difundidos a través de redes sociales dan cuenta de lo que se vivió el jueves en la capital sinaloense.

Los hechos de violencia comenzaron tras la detención de cuatro personas, entre ellas Ovidio Guzmán, pasadas las tres de la tarde.

A las 15:30 horas, una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional y del Ejército realizaba un patrullaje en el fraccionamiento Tres Ríos, en Culiacán cuando fueron agredidos desde una vivienda.

La patrulla repelió la agresión y tomó control del lugar localizando en su interior a cuatro ocupantes, entre ellas Ovidio Guzmán López, uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Lo anterior generó que integrantes de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con mayor fuerza a la de la corporación policial, generando así  fuertes enfrentamientos.

En imágenes capturadas por quienes vivieron momentos de terror, se observan convoyes con hombres que portaban armas de grueso calibre, a bordo de camionetas tipo Pick-up y de redilas, además de algunas otras pie tierra con armas de alto poder.

Balaceras en distintos puntos de Culiacán, la fuga del penal estatal de Aguaruto de al menos 27 reos vinculados al cártel de Sinaloa, bloqueos carreteros, quema de camiones y lugares sitiados, fueron algunos de los sucesos ocurridos.

En las calles las personas corrían aterrorizadas entre el fuego cruzado, buscando un lugar donde resguardarse ante el cruento panorama.

Tiendas departamentales y comercios aledaños  a los  hechos cerraron sus puertas. Incluso hubo personas que permanecieron encerradas en los locales comerciales, ya que no pudieron salir por las fuertes balaceras registradas.

Residentes de la localidad alertaban a través de videos sobre la situación que se vivía en las calles e invitaban a la población a no salir debido a la inseguridad que se observa.

Tras la captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán López, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, dijo que durante el operativo formalmente no hubo detención del hijo de El Chapo.

Reconoció que se presentaron errores en el operativo.

El gabinete de seguridad finalmente “tomó la decisión de retirar al equipo”, procediendo también a la retirada de custodia a el hijo de El Chapo.

Una fotografía publicada en un diario nacional muestra a Ovidio Guzmán, con ropa militar y encapuchado.

Según informó el periódico el gabinete de seguridad federal indicó que a Guzmán se le “se le subió a una camioneta para que integrantes del cártel de Sinaloa se lo llevaran, mientras soldados e integrantes de la Guardia Nacional se retiraban y resguardaban en instalaciones de la novena Zona Militar”.

De los enfrentamientos, extraoficialmente hay un saldo de los enfrentamientos es de ocho muertos y nueve heridos.

Mientras, el terror, pánico y el debate sobre un estado fallido ante la delincuencia trascienden por todo el país y el mundo.

Comentarios
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Nacional

Mira además

Se investigará destino de $23 mil mdp de la SEP: AMLO

Los responsables no contaban con reglas de operación ni mecanismos de evaluación. Comentar…