Trump ha rechazado entregar los teléfonos, tal y como se le ha recomendado.

El gobierno chino tiene intervenido uno de los dispositivos móviles personales del presidente Donald Trump, que lo sigue utilizando aún tras ser advertido por la inteligencia estadounidense, según informó The New York Times.

A Trump se le ha advertido de que Rusia también interviene sus llamadas de forma rutinaria, pero que el presidente ha rechazado hasta el momento entregar los teléfonos, tal y como se le ha recomendado.

Según la inteligencia estadounidense, China pretende utilizar lo que aprende de las llamadas personales de Trump en su beneficio para las disputas comerciales con EEUU.

Según The New York Times, los agentes de inteligencia estadounidense consideran que Trump se toma a la ligera la seguridad electrónica al no limitar sus comunicaciones a los dispositivos seguros de los que dispone como presidente.