Buscan experimentar la muerte en China con la realidad virtual.

A través de gafas de realidad virtual y auriculares, los usuarios pueden experimentar distintas escenas relacionadas con la muerte.

Millones de chinos visitan las tumbas de los cementerios del país para rendir homenaje a sus antepasados.

Las limpian, las adornan con flores, hacen ofrendas de comida o incluso de dinero, con billetes ficticios creados para la ocasión que se queman junto a las tumbas para que lleguen al más allá.

Mientras, las funerarias aprovechan estas ocasiones para presentar novedades como un programa de simulación virtual de la muerte, que fue presentado hace unos días por la funeraria más grande de Pekín, Babaoshan Funeral Parlor.

A través de gafas de realidad virtual y auriculares, los usuarios pueden experimentar distintas escenas relacionadas con la muerte como un ataque al corazón en el trabajo, un rescate paramédico fallido así como una visión de la entrada al más allá.

Aunque este programa es temporal, la funeraria ya usa las nuevas tecnologías como los códigos QR, que se utilizan para evitar la identificación errónea de los cadáveres.

A través de la tecnología y con fotografías del fallecido, se crean prótesis faciales que pueden restaurar la cara de las personas que murieron en accidentes como el fuego o de enfermedades como tumores faciales.

Según la tradición china, el muerto ha de viajar al más allá de la forma más intacta posible, pero desde hace décadas en las grandes ciudades chinas es obligatorio incinerar a los cadáveres debido a los problemas de espacio que tienen los cementerios.

 

Cargue Más Por José Carlos
Cargue Más En Ciencia y tecnología

Mira además

Llama Jair Bolsonaro ‘mocosa’ a Greta Thunberg

“Los pueblos indígenas están siendo asesinados”, escribió la activista en Twit…