Conductores siguieron cruzando por la crecida del arroyo.

Debido a la intensa lluvia registrada durante las primeras horas de este martes, agentes de tránsito cerraron a la circulación todos los vados del Arroyo Ensenada, con el fin de evitar percances viales.

Sin embargó de forma irresponsable muchos conductores hicieron caso omiso a las cintas amarillas y se aventuraron a cruzar con su vehículo en la crecida del arroyo, con el riesgo de sufrir un percance. Afortunadamente ningún carro quedó varado.

Los vados seguirán cerrados hasta que disminuya el afluente, cabe destacar que debido a la lluvia se registró una salida de camino a la altura del parador turístico El Mosquito, un percance vial sin lesionados y sólo daños materiales.

Asimismo, se generó congestionamiento vial en la Avenida Reforma y de las Rosas por el acumulamiento de agua, pero Servicios Públicos desazolvó las alcantarillas y el flujo vehicular se normalizó.