Así fue un secuestro exprés en un “taxi ejecutivo” en Polanco

“Nos tomamos a la ligera testimonios ajenos hasta que las cosas nos suceden a nosotros. Desgraciadamente no se puede experimentar en cabeza ajena”: Con estas líneas inicia la narración de Gerardo Carrasco vía Twitter, víctima de un secuestro exprés en la zona de Polanco.

Eran las 5:00 AM del sábado 20 de julio cuando Gerardo Carrasco y un amigo suyo se encontraban en la calle de Avenida Presidente Masaryk cuando, cansado de esperar el Uber que habían pedido decidió aceptar la oferta del conductor de un “taxi ejecutivo” que le aseguraba le cobraría más barato que el Uber.

El vehículo era un Volkswagen Passat de color negro y su conductor aparentaba estar entre los 35 y los 40 años de edad. Gerardo cuenta que estaba demasiado cansado como para seguir esperando al Uber y lo único que quería era llegar a su departamento.

Un pequeño chiste para romper el hielo bastó para ganarse la confianza de los dos amigos quienes abordaron con confianza, entonces llegaron a Polanco y comenzó la pesadilla.

“A unas cuantas cuadras, en la esquina de Masaryk y la lateral de Periférico, abren las puertas al mismo tiempo tres tipos vestidos de negro, nos encañonan con pistola y empiezan los gritos, golpes y amenazas”, relata Gerardo desde su cuenta de Twitter.

También dijo que los agresores jamás le dieron alguna indicación al taxista, por lo que dedujo que debía estar implicado. Fue así que, a punta de pistola, los delincuentes les despojaron de sus pertenencias, tales como cartera, tarjetas de crédito y teléfonos celulares.

“Nos dieron un paseo en las calles detrás de Avenida de las Palmas, mientras iban sacando tarjeta por tarjeta pidiendo cada uno de los códigos y NIP. Lo mismo el celular y las claves para acceder a las aplicaciones bancarias”.

Según cuenta Gerardo, el “paseo” duró media hora, una vez que los sujetos obtuvieron lo que buscaban dejaron a las victimas en una calle de la colonia Alce Blanco en el municipio de Neucalpan.

Afortunadamente para Gerardo y su amigo, luego de andar por unas cuadras, se encontraron con un buen samaritano que les prestó 20 pesos y un teléfono celular.

Carrasco comenta que su única intención con el testimonio que comparte es que, “por favor traten de experimentar en cabeza ajena. La ciudad de México, hoy en día, no ofrece condiciones para salir de noche, ya no. Sobre todo, en Polanco, Palmas, Roma, Zona Rosa, Condesa”

Comentarios
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Nacional

Mira además

4 de cada 100 mexicanos ganan más de 15 mil al mes, según INEGI

Muy pocos mexicanos tienen acceso a más de cinco salarios mínimos. Comentarios Artículos R…