Así es la cárcel donde está preso Genaro García Luna

más noticias

García Luna se enfrenta a 10 años de prisión y cadena perpetua.

El ex ministro de Seguridad de México durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna, entró a una corte de Nueva York el pasado viernes acusado de conspiración y recibir sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa para “operar con impunidad” en México.

García Luna se declaró “no culpable” de los cuatro cargos que enfrenta, y que podrían costarle entre 10 años de prisión y cadena perpetua.

La audiencia transcurrió en la misma corte federal de Brooklyn donde el año pasado fue juzgado y sentenciado a cadena perpetua Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa.

El ex jefe de la Policía federal mexicana está preso en el Centro de Detención Metropolitano (MDC, por sus siglas en inglés), bajo el número de preso 59745-177, según la Oficina de Prisiones (BOP).

El MDC Brooklyn es un centro de detención administrativa federal de los Estados Unidos ubicado en el vecindario South Slope de Brooklyn, Nueva York.

Mantiene prisioneros hombres y mujeres de todos los niveles de seguridad y es operado por la Oficina Federal de Prisiones, una división del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

MDC Brooklyn abrió sus puertas en la década de 1990. Fue construido para albergar a 1,000 reclusos en espera de juicio. Para 2019, según The New York Times, tenía 1600 presos.

En los meses de enero y febrero de 2019, más de 1,600 reclusos carecieron de electricidad durante una semana mientras impactó una ola de frío en EEUU.

Numerosos reclusos reportaron problemas de salud y fueron vistos golpeando las ventanas en busca de ayuda. Activistas y algunos funcionarios de Nueva York se involucraron en las protestas para mejorar las condiciones.

Varios familiares y abogados han dicho que los reclusos involucrados en las protestas han enfrentado represalias por parte del personal de la cárcel, incluido el rociado de pimienta, el aislamiento y el cierre de los inodoros, según un informe en The Intercept.

Advertisment
Advertisment