Actriz de “Game of Thrones” revela que estuvo a punto de morir al comienzo de la serie.

Sucedió mientras grababa la segunda temporada.

“Si soy totalmente honesta, cada minuto de cada día pensaba que iba a morir”, dijo Emilia Clarke, la actriz que interpreta a Daenerys Targeryen en la reconocida serie de HBO “Game Of Thrones”. Habló por primera vez de su batalla contra aneurismas en su cerebro, justo después de haber filmado la primera temporada del show.

Clarke se las ingenio para que la información de su salud no saliera a la luz, en un escrito para “The New Yorker”, escribió acerca de su experiencia durante una cirugía de emergencia, después de que se desmayara en el gimnasio durante un entrenamiento. Se le diagnosticó una hemorragia subaracnoidea, un accidente cerebrovascular del que se puede morir 1 de cada 3 pacientes.

“Recuerdo que me dijeron que debía de firmar un formulario de autorización para la cirugía. ¿Cirugía cerebral? Estaba en medio de mi vida tan ocupada, no tenía tiempo para una cirugía de cerebral”, escribió Clarke en el portal.

Después de su primera cirugía, Clarke dijo que tenía un dolor “insoportable” y luchó por recuperarse inicialmente. Sufrió un momento de pánico comenzó cuando ella ni siquiera podía recordar su propio nombre.

La actriz escribió que se había recuperado lo suficiente como para dejar el hospital un mes después de su cirugía y que había regresado a la filmación de la 2da temporada de Game of Thrones semanas después. A pesar del dolor, las dificultades emocionales y los médicos que le decían que tenía otro pequeño aneurisma en su cerebro que podría “explotar en cualquier momento”, Clarke volvió al trabajo.

“Le dije a mis jefes en la producción sobre mi condición, pero no quería que fuera un tema de discusión y conocimiento público”, escribió, “¡El show debe continuar!”

 

Comentarios
Cargue Más Por agencia
Cargue Más En Internacional

Mira además

Declaran culpable por narcotráfico a hermano del presidente de Honduras

‘Tony’ Hernández enfrenta una sentencia mínima de 30 años en prisión. Comentar…