Trump llegó, revisó, criticó y se fue.

A las doce veinte del día el presidente de Estados Unidos Donald Trump, llegó a Otay Mesa a la zona donde se construyeron los ocho prototipos de Muro y los reviso uno por uno, seguido de cientos de ojos que en ambos lados de la frontera observaban al hombre que durante las últimas horas se la pasó denostando al estado de California”–donde perdió cuatro millones de votos– y que insiste en que El Muro lo deben pagar los mexicanos.

Desde las once de la mañana integrantes del grupo Ángeles de la Frontera dirigidos por Sergio Tamai ya habían colocado pancartas que  decían “Alto a las Deportaciones Masivas” y ” No Pagaremos  el Muro” y habían reconocido que no intentarían cruzar la frontera ni tampoco iban a quemar una efigie del presidente estadounidense.

Ya había dicho Trump. “En México hay muchos problemas, en México tienen carteles, por eso quiero el muro para que sea más difícil cruzar”.

Antes Trump había publicado en su twitter, dos comentarios alusivos a su gira.

En sus mensaje, Trump citó al Centro de Estudios Migratorios y preciso que se calcula que los 18 millones necesarios para la construcción del muro podrían obtenerse con la reducción de la importación de drogas y cruces de indocumentados.

En un segundo tuit, el presidente escribió: “las políticas santuario de California son ilegales e inconstitucionales, ponen en riesgo la seguridad de nuestra nación. Miles de criminales extranjeros peligrosos y violentos son liberados como resultado de estas políticas santuario para poner en riesgo a estadounidenses inocentes. Esto debe parar”.

A la una con once todo había terminado, sólo tuvo tiempo de supervisar tres de los prototipos de Muro y la zona poco a poco se quedo vacía igual que los ocho prototipos que se volvieron a quedar como parte de una fotografía o escenario.

 

Comentarios
Cargue Más Por Rocío Galván
Cargue Más En Internacional

Mira además

Trump podría enfrentar juicio político y prisión por “pagos ilegales”

Trump dijo que los pagos fueron hechos “correctamente por un abogado” y por ello ni siquie…