Rolando fue separado de su familia siendo un niño, ahora los busca

Con tan solo nueve años de edad, Rolando Ignacio Escobar Ocampo fue secuestrado para llevarlo a trabajar a los campos de Sinaloa de Leyva. Treinta años después regresa a Tijuana para encontrar a su madre Maribel Ocampo Flores, su hermana Mery Johana  y su tío Marco Julio.

Rolando Ignacio Escobar Ocampo es originario de Villahermosa, Tabasco. Fue secuestrado a los 9 años de edad, dos días después de que su madre Maribel Ocampo Flores había llegado para buscar el “sueño americano” con él y su hermana de brazos, Mery Johana.

Treinta años después Rolando pudo regresar a la ciudad y sólo quiere encontrar a su familia.

Rolando relató a Síntesis TV que fue trasladado a Sinaloa de Leyva para trabajar de manera forzada en los campos de tomate, donde tenía jornadas desde las 4 de la mañana y hasta las 6 de la tarde para poder recibir un plato de comida, en una casa donde dormía con otros 15 niños.

Años después lo trasladaron a Sonora, donde logró escapar a los 16 años. Se estableció en la Ciudad de México, donde se casó y tuvo un hijo.

Pero aún tiene el anhelo de encontrar a su familia por lo que decidió regresar a Tijuana.

Dice que lo último que recuerda es que su tío Marco Julio Ocampo Flores, quien los alojó en la frontera, vivía por el crucero de la 5 y 10, y ahora pide el apoyo de toda la ciudadanía para localizar a su familia.

Por ahora, consiguió un empleo como guardia de seguridad en una maquiladora y pernocta en la Casa de la Oración, pero no planea dejar la frontera hasta encontrar a su madre, su hermana y su tío.

Comentarios
Cargue Más Por Liliana Ibarra
Cargue Más En Regional

Mira además

Buscan esquema para regenerar INFONAVIT

Una comisión de representación obrero patronal del INFONAVIT propondrá cambios a los esque…