Recomienda la OMS no exponer a niños menores de un año a ningún tipo de pantalla electrónica

La inactividad infantil, un factor de riesgo para la mortalidad y las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Este miércoles la Organización Mundial de la Salud recomendó que los niños de menos de un año no deben ser expuestos a ningún tipo de pantalla electrónica y además asegura que los niños de 2 a 4 años tampoco deberían tener más de una hora por día de «tiempo de pantalla sedentario», incluyendo juegos de computadora o televisión.

El documento ofrece recomendaciones ya que los niños necesitan estar físicamente activos y dormir lo suficiente, hábitos que ayudan a prevenir la obesidad y otras enfermedades que pueden desarrollarse más adelante en la vida. Leerles un cuento, cantar o armar rompecabezas son algunas de las actividades que son preferibles para los pequeños, antes que la exposición a la tecnología.

Los bebés de hasta un año no deben ser expuestos a las pantallas y en su lugar, deben mantenerlos físicamente activos varias veces al día, incluyendo por lo menos 30 minutos de «tiempo boca abajo». Los bebés recién nacidos deben tener entre 14 a 17 horas de sueño al día, incluidas las siestas, que se reducen de 12 a 16 horas desde los 4 a los 11 meses.

Para niños de entre uno y dos años, se recomienda al menos tres horas de actividad física al día, y entre 11 y 14 horas de sueño al día, incluyendo siestas. No deben estar sentados por largos períodos de tiempo.

Los niños de entre tres y cuatro años deben tener al menos tres horas de actividad física al día, incluyendo al menos una de intensidad moderada, de 10 a 13 horas de sueño al día, que pueden incluir una siesta. De igual manera no deben ser restringidos por más de una hora a la vez o sentarse por largos períodos de tiempo.

La agencia elaboró sus recomendaciones a partir de resultados de cientos de estudios realizados por científicos en Australia, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos.

La OMS se centra en la observación pasiva y está dirigido a combatir la inactividad infantil, un factor de riesgo importante para la mortalidad global y las enfermedades relacionadas con la obesidad. Se basa en la evidencia disponible, pero todavía falta investigación definitiva sobre los daños y los posibles beneficios del uso de la pantalla.

Juana Willumsen, una de las autoras de la guía, explicó que el tiempo sedentario debe ser de calidad, fuera de la pantalla, con un cuidador, desarrollando actividades tales como «la lectura, los cuentos, cantar y armado de rompecabezas», sostiene el documento. «Leer un libro con su hijo, por ejemplo, puede ayudarlo a desarrollar sus habilidades lingüísticas».

La especialista sostuvo que algunos programas de televisión que alientan a los niños pequeños a moverse mientras los ven, están bien, especialmente si el padre o cuidador también está presente para explicar y participar.

 

Comentarios
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Ciencia y tecnología

Mira además

Reporta salud una reducción en los casos de rickettsia en Baja California

Se han registrado dos defunciones por rickettsiosis. Comentarios Artículos RelacionadosBar…