Perro se comió su propia pata para no morir de hambre

Sus dueños lo dejaron encadenado y sin comida.

Un perro gran danés, de nombre Lucas, fue forzado a comerse una de sus propias patas, ya que sus dueños lo tenían encadenado y sin comida en la azotea de una casa en Estados Unidos.

La policía lo rescató cuando la mitad de una de sus patas ya había desaparecido y la tenía infectada por las mordidas, por lo que se le tuvo que amputar, señaló el diario The Sun.

Lucas prácticamente se la devoró debido a la intensa hambre que sentía, por lo que sus amos quedaron detenidos por maltrato animal, informaron las autoridades.

 

Comentarios
Cargue Más Por José Carlos
Cargue Más En Internacional

Mira además

El Papa remueve a obispo acusado de llevar una “vida de lujo” con su esposa e hijo

La denuncia fue presentada por un grupo de católicos, que se dicen agraviados. El Papa Fra…