Joven se quedó paralizada después de tronar su cuello

Se estiró e hizo sonar el cuello sin pensar que le ocasionaría un derrame cerebral.

Natalie Kunicki una paramédica australiana de 23 años oyó un ruido un poco más fuerte de lo habitual al estirarse, pero no le dio importancia. Sufrió un derrame cerebral provocado por el estallido de una arteria vertebral.

La joven se encontraba mirando televisión junto a una amiga cuando estiró su cuello haciéndolo sonar, el ruido fue bastante fuerte pero no le prestó importancia. 15 minutos después cuando quiso ir al baño se dio cuenta que no tenía movilidad en la pierna izquierda, por lo que al intentar pararse cayó de inmediato.

Fue trasladada de urgencia al hospital, donde fue notificada que su arteria vertebral, una de las principales arterias del cuello, había reventado. Esto provocó la formación de un coágulo de sangre en su cerebro.

“Al principio pensé que estaba borracha o que me habían drogado, pero luego supe que algo más estaba mal” dijo. Su coordinación se había deteriorado y su ritmo cardíaco y presión arterial estaban “por las nubes”.

“Cuando el doctor me dijo que había tenido un derrame cerebral, estaba en shock. Más tarde, los médicos me dijeron que solo el estiramiento de mi cuello había provocado la ruptura de mi arteria vertebral. Fue espontáneo y hay una posibilidad en un millón de que suceda”, agregó.

Actualmente Natali se encuentra en un tratamiento para recuperar su movilidad, sus padres se mudaron de Australia a Londres para cuidarla y acompañarla en este proceso.

Fuente: Infobae

Comentarios
Cargue Más Por agencia
Cargue Más En Internacional

Mira además

Marinos mexicanos rompen corazones en Francia

Chicas francesas llaman al Buque Escuela Cuauhtémoc “Le navire de l’amour”. Comentar…