Corea del Norte no atacará a Guam por el momento.

Pionyang dice ahora que examinará el comportamiento estadounidense.

El ataque a la base de Guam anunciado como inminente la semana anterior se ha pospuesto, y ahora depende de cómo reaccionen los estadounidenses.

Corea del Norte había anunciado la semana pasada que el domingo tendría listos los cuatro misiles Hwasong-12 para sobrevolar Japón, y dejarlos caer a escasos 30 kilómetros de la costa de la base militar estadounidense de Guam.

Sólo faltaba la orden del comandante en jefe, Kim Jong-un, que parecía ansioso. Pero esta mañana, después de comprobar que los misiles estaban en orden, ha pausado el plan.

Dice que esperará algo más para observar “las idiotas y estúpidas conductas de los yanquis”, según la agencia oficial KCNA.

Kim Jong-un pidió sensatez a Washington. “Estados Unidos, que ha sido la primera en llevar armamento nuclear cerca de nuestro país, debe de ser la primera en tomar la decisión correcta y mostrar acciones que revelen su voluntad de rebajar la tensión”, dijo.

El plan, explicó, proporcionaría “el más delicioso momento histórico cuando los misiles Hwasong estrujen las tráqueas de los yanquis y claven las dagas en sus cuellos”.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, se limitó a comentar que su Gobierno sigue dispuesto a un eventual diálogo con Corea del Norte, pero que eso depende del líder norcoreano.

Comentarios
Cargue Más Por José Carlos
Cargue Más En Internacional

Mira además

Lava del volcán Kilauea sigue avanzando en Hawái.

El flujo de lava se intensificó tras la erupción de este jueves. Comentarios Artículos Rel…