Conoce el origen y los misterios de la Deep Web.

Esta parte de Internet permanece oculta e inaccesible para el público general.

La web está dividida en dos partes, la web superficial y la web profunda. Esta última es la que se conoce como Deep Web, donde se ubica todo contenido que no es indexable por los buscadores, o al que los usuarios no pueden acceder mediante un navegador web como Google o Bing.

El concepto de Deep Web surgió en 1994 con el nombre de Invisible Web. Tratándose de un nombre que deja muy claro su significado, todo aquello que se mantienen oculto e inaccesible para el público general.

Aquí entra lo que se conoce como la Dark Net, donde se encuentra todo aquello de carácter dudosamente legal. En este grupo se encuentran todo tipo de webs ilegales como webs de ventas de armas o drogas, o páginas de pornografía infantil.

Por otro lado, Tor o “The Onion Router”, es un proyecto de red alternativa surgido en el año 2002, y a diferencia de lo que muchos puedan pensar, su propósito no fue facilitar la cíberdelincuencia.

Este software permite navegar de manera anónima mediante un sistema de enrutamiento (encaminamiento) cebolla. Tal y como su nombre lo sugiere, se basa en un sistema de cifrado por capas.

Combinando esta tecnología con otros protocolos y complementos de seguridad se convierte en uno de los métodos más seguros para navegar por Internet, además de incrementar exponencialmente el anonimato y privacidad en la red.

Y, ¿por qué no se navega siempre usando la red Tor? El principal inconveniente es la velocidad. Dado que se realiza un encriptamiento mayor, y que los paquetes no siguen una línea recta, el tiempo de carga de las páginas es mayor.

Otra desventaja es la última conexión se hace sin cifrar, por lo que se debe tener cuidado de navegar por sitios que usen TLS/SSL, para así proteger ese último enlace. La mayor desventaja, sin embargo, son los gobiernos que siempre controlan lo que hacen los usuarios de la red Tor, debido a que el uso de Tor muchas veces se relaciona con la ciberdelincuencia,

Por último, está el tema de los dominios .onion. Las direcciones que acaban con este dominio son páginas invisibles accesibles mediante el uso de Tor. Por tanto, se usa como una forma de “diferenciar” las páginas de la web superficial y las páginas anónimas de la Deep Web, y en concreto, de la red Tor.

Aunque cabe comentar que el funcionamiento es diferente al de los dominios de la red superficial. De hecho, el TLD .onion no está en los servidores raíz del DNS de Internet. Por tanto, sólo es posible resolver estas direcciones mediante el uso de un proxy u otra tecnología.

Comentarios
Cargue Más Por José Carlos
Cargue Más En Tecnología

Mira además

Semana Nacional de Ciencia y Tecnología inicia en Tijuana.

Desde composta y videojuegos hasta talleres de ciencia y robots. Comentarios Artículos Rel…