Borrachos molestan a estudiantes en el Carnaval de Ensenada.

Lo que odian y aman los porteños sobre las fiestas carnestolendas.

Para los porteños el Carnaval de Ensenada genera sentimientos encontrados, mientras algunos aspectos causan disgusto y odio, otros les evocan amor y bonitos recuerdos.

Lo que más odian los estudiantes del COBACH, son las borracheras en la zona de festejos del Carnaval, y es que durante seis días un espacio de todos, se convierte en la cantina pública más grande de Ensenada.

En tan solo 700 metros se instalan 42 stands de venta de alcohol, más que puestos de comida y juegos mecánicos, dando lugar a tristes espectáculos a causa de las bebidas embriagantes.

Lamentablemente durante la primera noche de la festividad, 37 personas fueron detenidas por la Policía Municipal por orinar en la playa y vía pública, realizar actos inmorales y provocar riñas.

Para los expendedores, un carnaval sin alcohol no es carnaval, se trata de días de farra y desenfreno donde todo se permite, donde el pobre ensenadense se olvida de sus miserias poniéndose antifaz, bailando sensualmente y embriagándose con una bebida exótica o la clásica cerveza de litro.

Entre los pocos eventos familiares del Carnaval que no cuenta con clasificación xxx se encuentran el tradicional desfile y los juegos mecánicos, que forman parte de las primeras experiencias agradables de los porteños.

Comentarios
Cargue Más Por Francisco Lachica
Cargue Más En Regional

Mira además

Crece presencia de centroamericanos en Tijuana: Padre Ernesto.

Antes algunos solo pasaban en su camino al norte, ahora huyen de la violencia y se quedan …