Acuden cientos de personas a funeral de mujer asesinada en tiroteo en El Paso

Margie Reckard, de 63 años, era la única familia que tenía Antonio Brasco, de 61.

Cientos de personas asistieron ayer al funeral de Margie Reckard, una de las víctimas del tiroteo que dejó 22 muertos en El Paso, Texas, luego de que su esposo, Antonio Brasco, decidió invitar a cualquiera que quisiera asistir al funeral, planeado para este viernes y sábado.

Y es que Reckard, de 63 años, era la única familia que tenía Brasco, de 61.

De acuerdo al canal televisivo KFOX14, Brasco y Reckard estuvieron juntos durante 22 años y su vida fue «como un cuento de hadas».

«Cuando la conocí, ella era un ángel y todavía lo es. Se suponía que yo era fuerte, pero descubrí que soy el débil. Íbamos a vivir juntos y morir juntos, ese era nuestro plan», señaló Brasco, nacido en el estado de Lousiana, según CNN.

Pero el plan se frustró cuando Patrick Crusius, de 21 años, abrió fuego en una tienda de Walmart en El Paso con el objetivo de «matar mexicanos», según confesó el joven a la policía.

De las víctimas mortales del atentado, 19 tenían descendencia latina y ocho eran mexicanas.

Comentarios
Cargue Más Por José Carlos
Cargue Más En Internacional

Mira además

Graban jóvenes la muerte de adolescente apuñalado en lugar de ayudarle

Por fortuna, las grabaciones ayudaron a identificar al sospechoso que fue detenido. Coment…